viernes, mayo 09, 2008

Luto -- Poesía

En las sombras,
desde lo oscuro
en el lugar más profundo
donde se esconde el miedo
la ignorancia
donde lo que pasa es silencio
y atacan
salvajes y consecuentes los recuerdos,
con sus imágenes paganas de siempre
que aterran, que sofocan, que te aplastan
que deshacen tu cordura
y niegan la esperanza
y reniegan de vos mismo
y de tu fe,
y de la posibilidad del tal vez
y te eclipsan
te ahogan
te asfixian
pero no te matan
juegan con tus ansiedades
con tus necesidades
y te desnudan
y te aventan
contra el rincón donde se juntan
lostus miedos más terribles
que son ciertos,
reales
posibles
y caes de rodillas al piso
temblando
atérido
con la cara escondida entre las manos
suplicando a Dios una respuesta
una razón, una luz, una seña
o al menos una sin razón
que no explique
pero te haga sentir contenido
protegido
en las manos de alguien
por más que éste
no sea de este mundo.

2 comentarios:

Mario Claro Trigo dijo...

Así es como actuamos las personas con los demás, pero sé dice que cada uno prueba su propia medicina, que es cuestión de tiempo y el tiempo pone a cada cuál en su sitio, entonces esperemos y entendamos lo máximo de lo mínimo, a ver que ocurre, si serán las mismas pautas o la conducta indiferente al respecto.

Mario Claro Trigo dijo...

Así es el comportamiento humano, nos aprovechamos de los demás y después nos toca el turno.
Pero ya nada es igual, entonces.