lunes, julio 31, 2006

Abundancia -- Poema de "Lo breve si malo, no tan malo"

Estamos llenos de desilusiones
carne huesos sangre pelos

estamos llenos de realidades
hambres grasas aguas calvicies

estamos llenos de carencias
vacíos gritos y silencios

estamos llenos de hambrundancia
burocracia capitalismo y comunismo

estamos llenos de blancos
amarillos negros hebreos

estamos llenos de terroristas
ejércitos policías asesinos

estamos llenos de fanatismos
miedistas ocultistas mentirosistas

estamos llenos de verdades
legisladores errores desconsolados

estamos llenos de ministros
aprovechadores abogados aprovechados

estamos llenos de misiles
fronteras estadísticas limitaciones

estamos llenos de resúmenes
números cuentas balances y más cuentas

estamos llenos de papelitos
identificatorios papelitos ambiciosos

en fin señores \hablando magro y pronto
estamos llenos \y no de aprendizaje
y no de comida \sino más bien
comprendamos que estamos llenos.

domingo, julio 30, 2006

Proverbios de Lo malo y breve, no tan malo

PROVERBIOS
I

Hablemos o callemos o gritemos
pero cada cosa a su debido momento.

II

Toro con cuernos
es marido de vaca puta.

III

Hay que ser grande grande
para entender esas pequeñas cosas
Hay que ser chico chico
para entender que es lo que realmente importa.

IV

Todo es cuestión de caminar y seguir
por más que el infierno suba
o el cielo nos caiga en las seseras
todo es cuestión de caminar
todo es cuestión de seguir.

V

Si preguntan algo sobre algo
sin subirse sin gritar y si sabe
entonces contestar algo sobre algo.

VI

El camino no tiene desvíos
sino más bien nuevos caminos.

sábado, julio 29, 2006

Aforismos de " Voces, luces y tururús. Aforismos casi importantes..."

..." El tiempo en la duda es como una tortuga que avanza. Una vez que

llega el tiempo de las respuestas es cuando el tiempo vuela y uno

poco aprecia todo lo que tiene. Juanma canta catalanamente ..." no hay

nada más bello que lo que nunca he tenido, nada más amado que lo perdí,

y perdóname si, hoy busco en tu arena, una rana vieja que le croaba al

mar"... Aunque claro que lo de la rana en éste caso en particular es sapo

de otro pozo. El tiempo es un valuarte que a todos nos compete más que

la misma tierra en la que vivimos, por la que vivimos y de la cual

vivimos. Era ella en una época la que nos mantenía vivos pero la secamos

con nuestras manos que sólo saben acariciar nuestro ego que es el primer

enemigo del humano y por lo tanto el peor enemigo de nuestra santa tierra

que bajo nuestros pies, simplemente se seca y todo pasa en una

ínfima porción de nuestras vidas la cual sobrevaluamos llamándola: Tiempo"...

Sir Elmer Catwings

Estilista.

..." Pocos se han detenido a pensar en la evolución como un eco constante y

sonante que a golpes, tumbos y retumbes avanza por las eras, y las que son.

El filólogo Martins había pensado que los nabos que crecían bajo la tierra

no eran tubérculos sino raíces y después de comprobar que así no era se suicido

dejando una nota alegórica como la buena educación exige y requiere. El tiempo

paso y las ciencias cambiaron y llegaron a la conclusión que el nabo que nace

bajo la tierra es un tubérculo y la raíz del nabo se hace gracias al agua que

cae desde el cielo. En la tumba de Martins muchos hombres de ciencia

plantaron nabos y de la evolución no se hablo, al menos en todo ese día.

Se comprobó así que la evolución es evolutiva en cada una de sus formas

pero este es otro tema"...

Jorge Antonio

Drogadicto.

..." Hubo una noche en que pensamos que las cosas estaban pasando al revés de

como tenían que suceder, entonces nos juntamos en un lugar alejado de la situación

y comenzamos a hacer todo lo que hacemos normalmente pero a la inversa,

caminábamos para atrás y con los brazos, los homosexuales se transformaban en

heterosexuales, las mujeres se travestían y los hombres también, los paracaidistas

se transformaron en saltarines, los sabios se hicieron ignorantes, los ignorantes

se hicieron sabios, los perros maullaban y los gatos los perseguían y así

consecuentemente cada cosa era la contraria al contrario de lo enfrentado y a pesar

de esto la cosa seguía igual de descabellada. Hubo entonces un día, en que uno se

puso de pie y grito " esto es un paroxismo" la gente lo comprendió y volvieron a su

vida cotidiana pensando"...

San Euterio Revolcado

Versículo tercero.

..." Los artistas han caído en este mundo para dar vuelta las cosas,

joder a los científicos, derrocar a los políticos, desguazar a la idiotez y morirse

de hambre"...

Párrafo substraído de "El moco trémolo"

Anónimo.

..." Dios es un mínima porción la cual magnificamos por placer, miedo,

conveniencia y poder"...

San Pedro

Jefe de marketing.

..." No está muerto quién pelea aunque bien está cansado" ...

Monseñor Atellier

Religioso.

..." La nada es un algo denominado de igual forma que el todo. Así como la nada es

inimaginable, lo es igual el todo y el algo es eso que difiere depende quien lo imagine "...

Charles Barra

Deportista.

..." Las posibilidades que un escupitajo que fue escupido al cielo caiga en la cara del que

lo escupió son tan ínfimas que si alguien escupe al cielo para comprobarlo, lo más seguro

es que le caiga en el ojo "...

Un borracho que paseaba

Desconocido.

..." Los gases son la evolución del sólido al líquido y del líquido al pedo "...

Robert Clain

Linyera.

..." Las estatuas tienen tanto arte encima que si uno las lleva a andar por ahí ellas

no dejan de mostrarse "...

Chang Ge Sung

Ladrón convicto.

..." Esta el que roba por necesidad, y el que roba porque que quiere "...

Elizondo Camargo

Político.

..." Los pensamientos más elaborados, vienen dentro de las latas de conserva "...

Sai Nothing

Psicólogo.

..." La fama es una mujer desnuda e insoportable, el dinero es su mecenas y el dolor

de huevos tan solo una consecuencia "...

Andre Lapottinga

Sexólogo.

..." Yo tan solo apreté el botón "...

Ricardo Cristante

Ascensorista.

..." La subida es más jodida que la caída "...

Mr. Edward Splash

Clavadista.

..." El recuerdo es lo primero que se olvida y el olvido era algo similar pero distinto "...

Ursula Brain

Pensadora.

..." Qué? "...

André Caltore

Sordo.

..." Tantas cosas han cambiado que ni se cual es mi nombre "...

El que lo dijo

Entrevistado.

..." Otro día más en Acapulco y hubiese tenido que empeñar mi reloj para pagar el hotel "...

Phillipe Lacome

Recién casado.

..." la codicia del dinero y el afán por el poder han llevado al humano para un lado y traído

para el otro, confundiéndolo así de su vero camino. Siempre el hombre ha tratado de

adquirir las ganancias de todo aunque esto fuera a pesar de su vida, y cuando me refiero a

ganancias, es por lo material, y a veces se rige tanto por lo material que muere olvidando

que al morir la materia se desvanece y ya no tiene importancia"...

Epíteto Grosero

Banquero

..." la verdad de las balas, sólo es detenida por la mentira de la carne,

o la realidad del concreto"...

Eric el Rojo

Vikingo

..." si los barberos se encargarán de cortar al fin con la barbarie, serian caza recompensas

y no peluqueros"...

Ethel Rojo

Esposa Vikinga

..." la tuteada, la tutela, son cosas que se encuentran en las mejores familias "...

Lipson Ais Ti

Noruego

..." El día que las vacas vuelen las tintorerías se van a llenar de guita"...

Victoria Casandra

Paloma tintorera

..." de la borda al carajo hay un escupitajo"....

Popeye

Actor

..." nunca entendí, porque no lo encarcelaban por abuso de sustancias orgánicas

vegetales alimenticias "...

Brutus

Actor

..." Como si todo ésto fuera culpa mía, claro..."...

Cleopatra

Bailarina nudista

..." Si, yo también... papito "...

César Bruto

Parricida

..." uno por uno no va a quedar ninguno "...

Fully

Insecticida

..."Los perros son fieles porque no tienen otra cosa que hacer, a no ser, claro está, que

los contraten en la tele, o anden dando vueltas al pedo por la vida como los seres

humanos"...

Lupi di Loop

Lobo conversador

... " gato que cobra vuelve a su hogar solito"...

Lassie

Actriz

..." la virginidad es una forma de revolución pasiva"...

Hi Men

Super héroe

..." Sos un ratón! "...

Minnie

Actriz

..." No señora, los estereotipos son otra cosa, aquí

sólo se venden electrodomésticos"...

Juan

Vendedor de Stereos

..." la comunicación es la mejor manera de no ampliar el conocimiento de

expandir la mente y dejar de entender a los otros"...

Laura y el Tano
Fragmento de viejas conversas

"... fíjense que la inconciencia y la inocencia tienen ..."

Un tipo que hablaba a otro tipo

mientras bajaban del colectivo.

"... y quién iba a pensar que el recuerdo es una ilusión..."

Ualter Ivsen

Filatólogo

"... sumar al revés es lo mismo que restar al derecho..."

Nacho Ledesma

Estudiante primate

"...se llama segundo porque es el que pasa después del primero"...

Señor Primero

Hombre rápido

“... si el día empieza es por que la noche termina...”
Vladimir Dracul
Playboy Rumano

"...el silencio te obligará a hablar, pero recuerda que la palabra puede

derrocar un imperio o construírlo..."
El papá de Ileana
Bailarina

viernes, julio 28, 2006

Comercio Amigo -- Poema

Aunque el motivo sea simple
aunque las controversias crezcan
aunque la plata falte y la salud esté
\de paseo

Aunque la vida siga siendo vida
y la muerte otra etapa
aunque el diablo joda
o dios en su santa forma
nos llene las pelotas

Aunque haya bombas
sida curas enfermos
prostitutas legisladores
aunque haya límites
que límitan fronteras

Aunque haya blancos negros
amarillos cristianos y judíos
aunque no haya fe
aunque haya hambre y desamparo
sonría grande y lindo
que lo estamos filmando.

jueves, julio 27, 2006

Desde la granja -- Poema

Tengo un pato poco antipático
que cada mañana cuaquea en francés

Tengo un gallo como un caballo
que sospecha entre kikiriqueos
una suerte de tirolés

Tengo una oca de la cuál
me cuelgo del cuello
para jugar y rimar en hebreo

Tengo un cisne sin películas
ni butacas ni chocolatineros
pero que habla inglés a lo pavote

Tengo chanchos limpios chinos
chanchos gordos japoneses
que hacen sumo y comen cebada con palitos

tengo ratones leones y elefantes
y entre todos ellos desde la granja
no hago más que extrañarte.

miércoles, julio 26, 2006

Año cero creo -- Poema

Creo que la historia empieza ahora
(la de verdad) la historia empieza ahora
ahora que me mirás y agrandás
grande grande tus pupilas
y mirás y me mirás y me observás
cada detalle cada poro
cada silencio cada veta cada grieta
ahora que bebes mis silencios a sorbos
pequeños cautelosos sabihondos
ahora que sonreís cada lágrima
cada herida cada sangre
ahora que llorás cada sonrisa
cada risa cada carcajada
ahora que tus manos me tocan
rojas tímidas rosas calientes
me tocan sin tocarme me agarran
sin desgarrarme sin atraparme
sólo para aguantarme.

Estupor.

Creo que la historia
(la de verdad) la historia empieza ahora
ahora que te miro y agrando
grande grande mis pupilas
y miro y te miro y te observo
cada detalle cada poro cada
silencio cada veta cada grieta
ahora que bebo tus silencios a sorbos
pequeños cautelosos sabihondos
ahora que sonrío cada lágrima
cada herida cada sangre
ahora que lloro cada sonrisa
cada risa cada carcajada
ahora que mis manos te tocan
rojas tímidas rosas calientes
te tocan sin tocarte te agarran
sin desgarrarte sin atraparte
sólo para aguantarte.

Es mí por.

martes, julio 25, 2006

Y si...- Poema

Qué secretos esconden tus besos
tan ardientes como el fuego
qué secretos esconden tus ojos
tan fríos como el hielo
y si tu voz fuera
como agua de lluvia
golpeando los techos
y si tu risa fuera río
yo río contigo

Y qué secretos esconden mis pensamientos
anárquicos como tu pueblo
y si mis caricias te respetan
tus hombres me condenan
si mi cuerpo fuera cielo
nunca serías mi tierra
si mi risa fuera río
reirías conmigo.

lunes, julio 24, 2006

Historia de verduras y chuchillos -- Poema

El viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
atiende con zumo placer
de uva en cada sonrisa
a la clientela
sin quererlo tal vez
la clientela le devuelve su sonrisa
usada y vacía

el viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
atiende con sumo placer
de comerciante en cada cobranza
la clientela recibe el dinero
que Bonifacio da de vuelto
y apresurada se va sin saludar

el viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
abre a las nueve
esperando dar
esperando recibir
cierra a las nueve
bajando la cortina de metal
que no sirve ni para tapar el sol
ni para cuidar a las naranjas de las
manos impías de hambrientos nocturnos

el viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
todas las noches después de
cerrar la verdulería se sienta
en el cordón de la vereda
a contar de a uno cada
tomate cada banana
cada lechuga cada
cebolla

el viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
le gustaría abrir su negocio más temprano
si no fuese por los indigentes
que él alimenta en el albergue
cada mañana
de seguro abriría más temprano

el viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
recomienda que está bueno o no
él mismo regala kilos y kilos
de fruta y verdura al hospital de niños
y con el sudor de su frente
mantiene en su hogar
con su mujer y sus no hijos
a niños perdidos entre abrazos y cultura

el viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
saluda con una lágrima
a la escarola que se asfixia
en la bolsita de plástico holgada
y se jura día a día que
alguna vez en toda su vida
va a hacer las bolsas como
ropita a medida

el viejo Bonifacio
(el verdulero de la esquina)
murió de un cuchillazo
hoy
hace un rato.

domingo, julio 23, 2006

Historias de fiambres y leches cuajadas -- Poema

de pibe
el monaguillo Dwich
comía sus uñas
y las tragaba con harto placer

de joven
el recién recibido de cura
cura Dwich
recibió su sotana
masticando su pelo

ya hecho un hombre
Monseñor Dwich
estuvo en Etiopía
y nunca más se supo
se supo de él

ahora la Iglesia
inmortalizó al Monseñor
monseñor Dwich
haciendo de su cuerpo
un ícono de pan
ascendiendo su rango
de monseñor a Santo

Ay! Etiocano Ay! Vatipía
una sola de tus columnas
habría hecho que San Dwich ahora
que ahora no sea un santo
tan amado y necesario
en las panzas de Etiopía.

sábado, julio 22, 2006

O -- Poema

Me perdí en ese no sé qué de tu boca
presto a fugarme por los mares de tus ojos
me hundí en tus mareas ahogando mis sueños
los más endebles \ los más profanos

Oculté cada silencio tembloroso
detrás de alguna inculta vocal que rimaba
sufrí en tus ojos \ escalé tus pómulos
y susurré en tus oídos el canto del mar

Empollé poemas en el desprolijo nido
de tus negros cabellos que bañan y lavan
tu linda alma que sabe reír
que prefiere no llorar ni tampoco olvidar

Te robé ese suspiro que quiso nombrarme
entre tus pies fui paso piedrita y camino
entre tus piernas nací viví y morí
más de cien mil veces \ más de cien mil veces

Entre tus pechos conjugué todos los verbos
en todos sus tiempos \ en todos tus tiempos
y sin darte cuenta sonreíste mientras soñabas
tu lindo sueño de robarme el alma

En mi pecho conjugaste todos los verbos
en todos sus tiempos \ en todos mis tiempos
y sin darme cuenta siquiera mientras soñabas sonreíste
soñando ese tu lindo sueño de robarme el alma

viernes, julio 21, 2006

El Grupocho -- Cuento

Con el primer viento fuerte de verano, el flaco Abel voló lejos con Garúa, chica rubia y portentosa que apenas rozaba el piso al andar con su contonéo tan sublime, claro que desde el verano aquel, María se asomaba todos los días a la ventana con la vaga esperanza que el viento los traiga así de simple como se los había llevado.Ella, María, tenía la costumbre de sonreírle al atardecer cuando se opacaba entre colores que vivían brillantes en sus ojos que brillaban con una suerte de nostalgia amena.
Siempre había tenido las explicaciones lógicas expedidas por su amiga confidentemente sabia, Mara, la cual poseía ojos que miraban como esmeraldas ciegas por la codicia;"porque Mara es una persona especial, muy especial, ella es la única que..."explicaba siempre María, mientras dejaba que sus ojos se pierdan entre sus palabras que se iban navegando por los aires empujadas por los vientos tratando de encontrar si saberlo, sin quererlo, al flaco y Garúa que sin entender por qué; los extrañaba como la ostia.
-Querés otro té?-
-No gracias- respondió metódicamente María con un suave ademán de manos finas que se habrían arrugado apenas con los usos, más que con los años.
-Yo sí.-una tetera se elevó y su pico vertió un trinar de silencios de agua caliente que llenaban la taza, mientras algunas hebras esparcidas al azar por el fondo de la taza que al contacto con el agua caliente parecían sangrar y con su sangre todo se teñía de té, recuerdos y silencios.
-Querés una masa?-
-No m'hija no estoy de ánimo.-Mara la miró con esos ojos verdes que penetraban hasta el mas pórfido de los aceros que se asinan a las pardes de las más seguras cajas fuertes, María sintió una especie de comezón en su costado izquierdo y supuso entonces que Mara la estaba mirando con esa mirada que exige, o más bien que hace sentir que exige, claro que Mara no estaba muy interesada en el hecho que su amiga comiese o no las masas, desde aquel viento el tema de Abel no se había vuelto a tocar y de Garúa, de Garúa sólo hablaban los hombres más hombres de la cuadra.Habría amor escondido en algún rincón mohoso? quedarían rincones mohosos?.
-Clarita.-alzó apenas la voz María y al rato la puerta correspondiente a separar la salita del pasillo se abrió avisando que sus visagras necesitaban aceite.
-A ver cuando vas a aceitar esas visagras Clarita.-Disparó Mara apenas tuvo a la sierva en ángulo de tiro.
-Si señora Mara...-Clarita se acercó a Mara y a María posó las cosas del té sobre una bandeja, una a una con harto cuidado y escondido recelo-...señora María...llamó la señora Marta y avisó que llegaría tal vez, un poco más tarde de lo previsto por algunos trámites que tenía que hacer.-
-Qué cosa!-resopló indignada una de las dos-con ella es siempre lo mismo.-
-Dejala, para qué te vas a hacer mala sangre?.-le dijo la otra con un dejo de conversa cotidiana repetida tantas veces.
-Es que siempre lo mismo, ésta se piensa que es el centro del universo y que estamos todos para disponer de sus tiempos.-
-Ay! como si tuvieramos mucho que hacer...por favor, hace cuánto que estamos acá encerradas y siempre estamos que apenas salimos.-
-No me gustaría salir, no ves los noticiosos vos acaso, la calle es muy peligrosa...-
-Que va a ser peligrosa!estamos en época de elecciones y bien sabés que en estas épocas la policía está por todos lados, al igual que los arregla calles y baches.-
-Igual, igual afuera está muy peligroso con tantos asuntos de ozonos y contaminaciones, el clima y la naturaleza se volvieron más inestables que de costumbre...-el timbre la acalló por un segundo sonando un par de veces.
-Ahí llegó Marta.-
-Qué caradura! mirá la hora que es...-una mano se puso frente a dos ojos sonrientes que marcaban algo más que las seis.
-Seis y diez.-dijo María.
-Sí, las seis y diez.Es una desvergonzada.-Mara parecía nerviosa y María a pesar de los años, había veces que no la entendía.
-Qué tiene de malo?-
-Habíamos quedado que vendría a las siete llamó para decir que llegaría más tarde y no solo viene sino que llega más temprano, para qué llama entonces?-Mara tomó las agujas de tejer y siguió el sweter azul hecho con punto y coma que hace meses venía tejiendo sin saber ni por qué ni para quién.María sacudió la cabeza y dejó que una sonrisa chocha escape desbordando apenas la mantilla que le cubría las piernas.
El silencio existía escondido detrás de los tiquitic de las agujas de tejer, que atentas a su menester, seguían idoneamente formando y conformando a ese sweter azul aún sin dueño, ni dueña.Sin ser golpeada la puerta se abrió dando lugar a que apareciesen primero Clarita y después Marta que traía consigo una palidez de mortaja.Los ojos de María la observaron en silente sonrisa que nacía desde el alma hacia afuera.Dos tobillos gordos apenas soportaban el peso sobre unos tacones antiguos que se tambaleaban por el esfuerzo de soportar, nada más que por el esfuerzo de soportar los tacones se tambaleaban, llegaron con suerte los tacones hasta el abismo de las patas del sillón y todo un culo enorme se desplomó.
-Por dios Marta estás lívida que te pasa?-dijo María arrimando su cuerpo con suave movimiento hacia Marta que respiraba como quien respira concientemente, Mara ya había dejado el tejido a un costado para apresar la gran manota de Marta y darle de a suaves palmaditas, como hace tantos tiempos nalgueaba al flaquito Abel que en esa época pesaba más de lo que medía.
-Estás como si hubieses visto un fantasma Marta por el amor de dios; Clarita!-dióse vuelta sobre su Mara cintura encarándo bien de frente con sus dos esmeraldas hacia el café sabio de dos ojos que se acostumbraron a vivir en y de la pobreza monetaria que algunos, a fuerza de carencias, les trae esa riqueza que como dice el tango:"...que que sé yo.Visté...".
-Es peor María, es peor Mara, ustedes no imaginan, no imaginan.-su voz se hacía un nudo que se quebraba y a medida que sus palabras manaban sus brazos gesticulaban exagerados en vuelcos y sobre giros, era gracioso verla a Marta, ella era una mujer de gran embergadura, su último marido había muerto de asfixia en una noche que hasta la luna había estado ebría de lujuria, como bien sabe decir Eugenio Sapietro un comedor de libros y escupidor de letras certeras y abrazos sinceros, un amigo de la casa.
-Traéle un té.-Clarita se dió media vuelta y corrió hacia la cocina atravesando esa puerta, esa bendita puerta que indecisa no dejaba de abrirse y cerrarse.María le acariciaba con su pequeña mano el rollizo brazo que poseía a maneras exageradas el tamaño de un fajo de acelomas.
-No imaginan, no imaginan...- ya su columna se había cansado de luchar contra la ley de gravedad y se había deslomado sobre el respaldo del sillón que como sus tacos se tambaleaba por soportar, tan solo por soportar.
-Acá tiene señora.-una taza de té dijo buenas noches humeantes.El sol había bajado y el cielo parecía estar más cerca que de costumbre, la luna, que era nueva, se encontraba escondida detrás de un cumulo limbus que cubría como manta todo un cielo, tapando todo desde los pies hasta la cabeza.Había olor a tierra húmeda.
-Marta por el amor de dios no nos asustes que tenés.-
-No imaginan, no imaginan...-
-Tomá el té que te va a hacer bien.-
-Le pongo azúcar a la señora?-
-Por favor Clarita edulcorante para ella, hace cuánto que trabajas en ésta casa?ya deberían haber cosas que las tendrías que saber de memoria, no preguntes boludeces.-
-Señora yo no le he faltado el respeto nunca.-
-Pero, pero...mirá como me habla la cocorita ésta.-
-No lo imaginan, no lo imaginan.-
-No tendrías que haberla tratado así.-
-Ya me tienen cansada...yo sólo trabajo aquí y porque usted tenga más dinero, no me puede tratar como una basura.-
-Se revela la negrita, mirá que resultaste ser gallito tropero al final, tanto tiempo con nosotras no te ha enseñado ni un nimio de educación.-
-Por favor Marta...-
-Y vos dejá de contradecirme frente a la servidumbre y la chusma.-
-No lo imaginan, ni siquiera lo podrían imagi....a que te referís con chusma...estirada!.-
-Ah! ahora los colores te suben a la cara, toma un poquito de té amor te va a hacer mejor.-
-Mejor las pelotas, quién carajo te crees que sos?.-
-Por favor chicas.-
-Yo seré negrita pero no me masturbo con recuerdos.-
-Por favor, por favor, mirala a ésta claro como te vas a masturbar con recuerdos si sos una reventada.-
-Reventada yo!?!?te aviso que sólo pequé seis veces en mi vida.-
-Por más sierva que sea, me merezco el respeto de cualquier ser humano.-
-Chusma yo...-resolpó aún enfadada Marta, María le sonrío a los ojos de Clarita que lagrimeaban de ira e impotencia que quemaban la nuca de Mara que putamente sonreía, dos golpes ahondaron el silencio resonando por la casa, casi se asombraron, las cuatro. María la miró a Mara, Mara a Marta, Marta a María, y María previo mirar a Clarita se quedó asomando sus párpados por la ventana con esa mirada que espera.
-Y yo, para todas ustedes, exceptuando para la señora María que ella pobre ah!...-suspiró.-...ella es un ángel, yo soy, Clara no Clarita, espero haber sido clara, Clara claro.-sentenció sacudiendo el dedo índice de arriba a abajo.
Las chicas callaron ante tan solemne manifiesto de seudo cólera por ansia de respeto o algo así por el estilo, Clarita claramente se desvaneció tras el vano que formaba la puerta, que abierta de par en par, dejaba entrar el fresco típico de la correntada de dos ventanas separadas que permiten al aire correr libremente de acá para allá, llenando el hogar de la dulce aroma de la tierra mojada que pregonaba la tormenta que silenciosa venía anunciándose de a poquito.
-Me encanta este olor me hace acordar al finado Mario, María, Mara...-llamó la atención de Mara y María la noble Marta que se quedaba escondida en sus recuerdos cuasi lividinosos-...lo recuerdan a Mario, con él sí que me podría haber casado...-
-Pero te corneó el muy desgraciado y te dejó después de los yuyales de su supuesto campo que después resultó no ser de él, y pensar que vos lo querías engatuzar con ese asunto del falso embarazo, para vivir la vida gorda a pleno.-Mara este día estaba punzante como colmillo de víbora sedienta y hambrienta, su lengua estaba áspera y parecía detectar las zonas erróneas y débiles de la pobre Marta que tras la breve discución parecía haber olvidado el qué le había sucedido hace un rato nomás. Clara se adentró en la habitación con luces en los ojos y detrás de ella, una figura se adentró iluminada apenas, casi acariciada por la luz del pasillo y esa silente iluminación que trae consigo el ocaso.
-La señora Clarisa-exclamó Clara con voz de júbilo, María se tomó las cara con las dos manos y una sonrisa apretada sonreía desde sus labios, Mara giró su espalada y con un gesto de casi alegría suspiro un: "ay sos vos tanto tiempo que alegría", en ese tono, volvió a girar su cuerpo y agachar la cabeza para seguir con su tiquitic de agujas de tejer que tejen sweter azul de lana que no se sabe ni para que, ni para quien se teje, pero igual, se teje casi solo.Habría alguna esperanza en algún rincón mohoso? habría rincones mohosos?.
Con gran esfuerzo Marta y sus piernas se pusieron de pie y corrieron graciosamente hacia Clarisa que recién había entrado toda coqueta ella, con ese perfume a tierra mojada y channel número cinco, Marta la abrazo con sus brazos de fajo de aselomas y la apretó contra sus inflados pechos llenos de grasa e ilusiones, Clarisa era de talla más bien fina a ella le cabía justo haberse ido a vivir a París, allí todas tenían su porte y hasta mismo su estandarte.Clara entró a la habitación y para todas, fué más que soprendente, ya que ninguna la había visto salir, en sus manos traía una bandeja que contenía seis tazas, seis cucharitas, edulcorante para Marta, azúcar para el resto, té en hebras para Mara, té en saquito para María y Marta, uno galés el otro inglés, mate cocido para Clarisa que hace tanto tiempo no lo tomaba, y café para ella, se hizo un lugar al lado de las alas protectoras de María, que bien sabían todas, estaría de acuerdo con que Clara se quede y disfrute de la compañía de Clarisa que hasta un mes antes de irse a París, no sólo fué su jefa sino también su amiga. Cómo le brillaban los ojos a Clara, María la espiaba con un ojo mientras el otro estaba atento a la ventana, la espiaba mientras sonreía con la mirada cambiada, con la mirada con esperanza, Mara en su constante tiquiteó, conocía y sabía todas las sensaciones que daban vueltas por el ambiente, Marta seguía revoleando a Clarisa como si ésta fuere un muñeco de trapo de acá hacia allí recorriendo cada rincón desnudo del impúdica habitáculo.
-Estoy tan contenta que hayas venido...-la dejó en el suelo cayendo ambas de culo por el inevitable mareo de las vueltas.-ay Clarisa!-a modo de suspiro.-me pone tan contenta que estés acá.-
-Qué tan contenta?-exclamó jugando Clarisa como hace tantos tiempos atrás.
-Ya casi me olvido y se me va la mala sangre porque me robaron en la calle.-
-Viste que te dije que afuera es peligroso-rezongó una voz. El tic y tic seguía existiendo, insistiendo sweter azul.
-Vos y tus cosas, acaso no había un vigilante cerca?-
-A dos metros mío.-
-Seguro fué él el que le robó.-
-Cómo sabés vos?.-
-En mi barrio pasa siempre señora, roban más los policias que los ladrones.-
-Qué horror ésto nunca cambia!.--
-Qué raro en plenas elecciones!.-
-Qué porquería éste té está horrible, Clarita...-
-Clara.-
-Clara traígame otro.-
-Ay! pero no; dejala a la pobre que ésta tan linda, no tomes nada-rieron bajo y en conjunto todas excepto una, vale aclarar entonces que no todas.El sweter seguía creciendo como planta de invernadero, la sonrisa de Clara era cristalina como agua que mana, María había cavilado ya alguna de sus ideas y se había puesto de pie y desaparecido tras la puerta, Marta se regocijaba metiendo en su bocota seis o siete masas al mismo tiempo y mientras masticaba sin poder cerrar bien la boca; al respirar lluvia de masas secas se regaban por su preponderante panza vestida por una tela similar a una cortina, Mara atendía apenas su idoneo menester que parecía tejerse solo, claro que Mara también estaba feliz de ver al clan formándose, pero la sonrisa era un juego que le costaba y por eso lo juzgaba antes de jugarlo.
-Mara...cómo está ella?-
-Vieja.-
-No seas así, estás hermosa Clarisa.-
-Mara, Mara no cambias eh,gracias Marta, Clara como está?.-
-Bien señora...pero tutéeme yo la considero entre mis recuerdos como presente.-
-Ay! Clarita yo también te quiero mucho.- un pequeño abrazo nació espontáneo de entre las dos.
-Qué suerte que haya por lo menos alguien que le demuestra el cariño a otro alguien con afectos y no con miradas de mierda y pelotudeces.-osada Marta que esgrimó un puñal al aire que pasó cerca de los nervios de Mara que ni siquiera mutó su seño fruncido y soñador, típico de quien teje no solo sweters sino que también hilvana, silencio de mañana que arrasa en el callejón y una botella de vino fino que desea ser abierta por el mero motivo de brindar y festejar que las chicas se reunían de nuevo, silencio del después, el silencio complaciente, concuspicente, compañero y amistoso que entre uno y otro se cierne cuasicómico.
-Vinito!.-
-Y para todas!-
-Ay señora! yo no sé si debiera!-
-Dale Clarita no seas tonta brindemos-ocho copas, Marta, Mara, María, Clara, Clarisa, sólo faltaban Ursula y Garúa que a pesar de casi siempre hacer rancho aparte, eran como de la familia y unas amigas excelentes, pero a Ursula se la había llevado el bicho y a Garúa aquel primer viento.
-Esperen entonces!-dijo Mara salió salió corriendo y volvió volvió como tornado con las dos manos ocupadas de cuatro botellas más, gritos de algaravía escapaban de los labios de Mara, María, Clara, Clarisa, y Marta; en silente confidencia sabrían que Ursula brindaría desde la ultratumba con el bicho a cuestas y Garúa desde aquel lugar donde muere el viento levantaría la copa brindando con el Flaco, una gota de alma rodó por el rostro María a causa de un vil recuerdo, Mara exclamó consin sorpresa una suerte de añoranza y abrazó el sweter con ganas, Marta olvidaría el hurto a mano armada con el cual le habían robado más bien la foto de Ruben besándo en los labios a Mario, sus dos amores compartidos y cotidianos, Clarita no lloraría por la niña de las montañas pero si de alegría y orgullo por su amiga Clarisa que había vuelto y pensaba con el ceño fruncido si Fifí había comido u otra vez se habría olvidado de dejarle las instrucciones necesarias a Clôtaït para la correcta alimentación de su perrito francés, las ocho copas fueron servidas casi hasta el borde y sólo cinco fueron alzadas para estrellarse en los aires y brindar la felicidad necesaria de ese brindis que se posponía, al cabo de muertes y años.Un pesado pasado escupió el rostro de alguna que daba vueltas rememorando en silencio y todo casi caía en un letargo tormentoso que empezaba a sacudir los vidrios de las ventanas cerradas, las cortinas de las abiertas y las persianas de las que tuvieran.
-Porque todo es un boomerang.-
-Porque todo lo que sube tiene que bajar.-
-Porque el que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen.-
-Por lo que el viento se llevó.-
-Porque todo tiene su razón y su por qué.-
-Por la vida de los que estamos aunque a veces estemos ausentes.-
-Por los que estamos ausentes.-
-Por el bicho.-las ocho copas tintinearon y el pasado se hizo presente.