miércoles, julio 08, 2015

Adiós para siempre -- Poema

Esperaba a que llegaras
respiraba con cuidado
puesto que no quería
que sin querer se escapara
su último aliento.

Te esperaba
trémola
como la flor del cerezo
espera el invierno,
entretejiendo con cuidado
en su memoria de caricias
las sonrisas de un pasado
tierno e inocente.

Guardó bajo su piel
que en otros tiempos
olía a amor y calma
las últimos rasgos cálidos
que escupe su corazón
que silencioso se duerme.

Te esperaba.
En algún lugar del tiempo
el destino se cruzó en su camino
y le pidió paciencia
a cambio de recompensa.

Espera
le dijo
antes de dar el último suspiro
vendrá a sostener tu mano
y no harás sola aquel camino.

Al llegar
la besó con el amor y el dolor
que tienen los para siempre
y luego de sonreír
murió paciente
y con recompensa.

1 comentario:

María dijo...

Poco a poco, la pobreza
del espacio otoñal se vuelve
mirada, unas palabras pronunciadas.
Cada persona nos toca completamente
con lo que es y como es,
en la rancia grandeza de la aniquilación.
Poeta ...