domingo, febrero 25, 2007

Vida I -- Poesía

Te conozco, sé como son las cosas
entiendo que nada es como uno quiere
y que todo simplemente es lo que es.
Que las cosas no son como las vemos
si no más bien como cada uno las ve,
que el todo depende de cada uno
y que cada uno depende de todo,
y sin embargo y a pesar de tanta reciprocidad
uno y todo tiran para lados distintos.
Te conozco, sé que te vestís con tus peores harapos
pero sos de todas las cosas la más linda, la que más brilla,
sé que también te vestís con algodones, con sedas,
y ahí tu piel se vuelve tersa y ríspida como si fuera una lija.
Veo que es tan amplia toda tu gama,
que nadie gana ni pierde nada,
que hay un equilibrio ilógico e injusto para cada quién,
aunque realmente cada quién, no es más que un punto de vista.
Te conozco, sé de lo que sos capaz, y de todas las posibilidades que ofrecés,
y a pesar de tanto conocerte, día a día más y más me sorprendés.