martes, septiembre 24, 2013

Estás maldito -- Poema

Maldigo a tu ciudad
a tu crianza y a tu gente
maldigo tus creencias
pues te han vuelto indiferente.

Maldigo tu voz dulce
como néctar de cordero
que a las fauces de la noche
despedaza con esmero.

Maldigo tu poder
irracional y un tanto enfermo
tu ser superficial
de matar si no lo tengo.

Maldigo tu desprecio
ese afán y el tanto empeño
que ponés en lograr
ser del sueño único dueño. 

1 comentario:

Francisco del Río dijo...

Gracias Estanislao, hay creado una bella poesía para enviar y recitar a unos cuantos que yo conozco. Saludos.