domingo, enero 20, 2013

Responsable -- Poema

Casi se asombra
cuando por cuidar las formas,
los modos y las maneras,
tuvo que hacer un sacrificio.

Rodeado por sombras,
paridas en la vieja horma
y crueles de veras,
lo acercaron al filo de su vicio.

No pudo encontrar la clave
para borrar lo despreciable
que es horma desde la pubertad.


Le dio dos vueltas a la llave
al aceptarse culpable
de su imposible libertad.

1 comentario:

María dijo...

¿Hacemos complicada la vida?
Vuelve el pasado y ... me sorprende
Un abrazo Poeta.