lunes, enero 17, 2022

Pecado nuestro de cada día...

¿Así que hija piensas
sientes, crees que esa tristeza que te inunda
es tan profunda que viene creciendo del mismo infierno?

¿Es acaso posible que exista
tanto dolor en las tripas de tu cuerpo?

No deberías estar poseída, ni dentro tuyo cultivar tanto invierno,
de qué sirve el ir solitario llorando sin rumbo ensalmos buscando.

¿No has oído la palabra del que todo lo sabe y a quien quiera acompaña?

No estás sola hija, no abandones, no renuncies,
un regalo es del cielo lo que sea que te crezca adentro,
ven conmigo, acéptate única y preciada a los pies del que todo lo es,
en su misericordia jamás permitiría
que la miseria sardónica de tí se ría.

¿Y qué si sí?

Si así se ha escrito,
será así.

domingo, enero 16, 2022

Aceptando realidades.

Cuando conocí a Jillian sentí que por primera vez podía sonreír siendo yo
no me hicieron falta máscaras, ni disfraces,
no tuve que construir un escenario para mostrarme inundado en luces 
ni mis bruces sentían la obligación disparatada de repetir palabras usadas 
por tantos muertos que aún rescriben en los cuadernos 
las cosas que ya no dicen pero que otros repiten
como si fueran verdad absoluta.

A Jillian los perros le ladraban y los gatos la ignoraban
pero a ella lo que le importaba realmente era la libertad
las palomas estaban por encima de las avestruces 
y los lémures por sobre los pesados elefantes rellenos de recuerdos 
y tradiciones que no sanan. 

Jillian prefería la quietud al alborozo
el abrazo al frío y silencioso andando solo
el beso del adiós que deja el candor de para siempre en los labios.

Amaba la libertad, pero odiaba el infinito.

Sí señores, aunque no quieran creerlo
Jillian también odiaba
pero nunca me odió a mí
siempre se odió a ella misma.

sábado, enero 15, 2022

Cuando se acaba la paciencia

A Jackellpott lo conocí no sé cuándo
sus tiempos y mis destiempos se cruzaron por vez primera
en la esquina de una calle sin nombre 
y una avenida transitada en demasía

él me sonrío como sonríen los hombres justos 
yo le sonreí como pude
lo tomé de la mano y lo llevé por todos lados 
había en los balcones margaritas que aclamaban y reían
y en los dinteles de las ventanas las palomas zoreaban

hubo perros mansos y ladradores
gatos indiferentes y otros que atentos miraban a los dinteles moviendo sus colas
hubo faroles encendidos
y un viento frío que nos obligó a abrazarnos y caminar apretados.

No había nadie más que él y yo
tal vez porque escogimos caminar por la calle sin nombre 
tal vez porque a veces el amor 
te vuelve ciego al alrededor 
y nada de lo que existe importa.

¡Qué desdicha Jackellpott!

Ahora la realidad me invade y mi mundo de ensueños ha muerto,
dime Jack, qué haré con mi jardín de ratones sueltos
qué haré con los aromas de las flores que se abrieron
que haré con mi mano llena de tu mano y nuestra huella haciendo camino.

¡Qué desdicha Jackellpott!

Nunca imaginé que el acantilado apareciera
precipitado
tanto antes del atardecer 
y del horizonte.

viernes, enero 14, 2022

La oración es más que la palabra

Revisa en los cajones desdichados 
en las bolsas arrugadas de plástico envejecido
también dentro de las medias de nylon que andan guardadas y hechas un lío
fijate que por ahí,
siempre hay un millón de recuerdos escondidos

la gente guarda cosas para no perderlas, viste,
pero al tiempo olvida sus propios secretos y juzga al otro creyendo ser perfecto.

No hay ser vivo que entienda al dedillo las decisiones, emociones, ni acciones del otro
intuyo que tu miedo te invite a juzgar primero
antes que intentar entender aquellas cosas que tu no habitas
ni habitaste
que descrees
y en consecuencia, por supuesto, ni existen.

Calla, 
haz silencio, silencia tu mente,
aprende a escuchar la oración en la nada y entrégate a ella.

Tal vez,
ya no juzgues
y puedas llorar y sonreír
sin sentirte un maldito idiota. 

jueves, enero 13, 2022

Leyenda en el dorso de una foto en la que un hombre y una mujer se besan

Surqué las tierras y los mares
corrí tras el hudizo horizonte que nunca acepta quedarse quieto
te busqué por todos lados 
ningún sueño tan presente puede ser diseñado por la mente
nada tan perfecto es solo imaginación.

Sabía que existías del momento en que te soñé escogiendo penas de una alcancía
sabía que te pertenecía cuando no quisiste compartirlas 
y dejaste el frasco de miserias a un costado, y de la mano
fuimos por ahí a pasar el rato.

Supe todo siempre y desde antes que el ayer naciera
mas no supe aceptar, ni creer, ni soñar,
que la vida, aún sin tí,
podría seguir siendo vida.

miércoles, enero 12, 2022

Inexorablemente

Me desespero en los silencios y las sombras que generan tu ausencia
muero, profundamente muero, 
cuando de pronto te evaneces tras esa puerta y de mi no queda más que nada
mis manos no tienen qué hacer
mis ojos nada miran que los llene de emociones 
mi piel se seca sin caricias 
mi tiempo se agota sin remedios.

Y de pronto, como la fiel mascota que paciente espera la llegada de su amo,
trona en la casa la llave en la puerta y resucito sabiendo que tus besos llegan sedientos de mí
y mis manos te abrazan y acarician
y mis ojos repletos de alegrías te admiran silenciosos y llenos de ansias lindas
mi piel se estremece entre tus dedos y mi tiempo,
se agota sin remedio. 

martes, enero 11, 2022

Guerrero de luz

Ante tí me arrodillo puesto que eres el rey de los cielos, de las tierras y los infiernos
ante tí tiemblo sin miedo, vulnerable, desnudo, sin dudas;
sumiso y empático reconozo y abogo por tu sacrificio y te pido
tener la fuerza necesaria para afrentar a la bestia que pudo enfrentarte y supervivir
encontrar el valor necesario para ser yo mismo en la tormenta
alcanzar a la justa sabiduría, y al escuchar su lengua bífida,
sereno poder discernir la palabra dicha con maldad de la dicha con justicia.

Ante tí me arrodillo, pío entre los píos, y te pido
que sea tu ley y yo tu instrumento
que sea tu verbo y yo tu hecho
y que se logre tu voluntad
acá en la tierra como en el cielo.